Los socios también tienen “otro” problema (2ª parte)

Cuando aún estamos tratando de asimilar las nuevas obligaciones para los socios profesionales de las sociedades (Los administradores tenemos un problema), la Agencia Tributaria se saca el “penúltimo” conejo de la chistera…

La diferencia del concepto de rendimientos profesionales para IRPF e IVA.

Según el IRPF, los rendimientos obtenidos por un socio o participe de una sociedad que realice actividades profesionales (de las enmarcadas en la sección segunda del IAE) se calificarán como rendimientos profesionales si están dados de alta como autónomos o en una mutualidad de previsión social alternativa.

Leer másLos socios también tienen “otro” problema (2ª parte)

Los administradores tenemos un problema

La retribución de los socios y administradores de sociedades, objeto de gran controversia durante los últimos años, vuelve a estar de plena actualidad con varias novedades normativas que entraron en vigor el pasado 1 de enero de 2015 y que han servido para “clarificar/regular/avivar” un poco más la polémica.

Administrador y empleado

Normalmente, en la mayoría de las sociedades que asesoramos los profesionales, el administrador de la empresa es a su vez el primer y muchas veces el único empleado. Y además de las labores propias del cargo de administrador (Firmar las nóminas, firmar las Cuentas Anuales, ejercer la representatividad de la entidad,…), gestiona el día a día de la entidad, es decir, “trabaja” para la sociedad.

Casi siempre, en la escritura de constitución, no se modifica la cláusula que dice que “el cargo de administrador es gratuito”. Sin embargo, cada mes cobra una nómina por el trabajo desarrollado para la empresa. Esa nomina se contabiliza y se convierte en gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

Leer másLos administradores tenemos un problema