¿Qué pasa con las sociedades civiles a partir del 01/01/2016?

A partir del 1 de enero de 2016 la mayoría de las sociedades civiles cuyo NIF comienza por J deben optar entre disolverse y liquidarse o pasar a tributar por el Impuesto sobre Sociedades.

El artículo 7.1. a) de la Ley del Impuesto sobre Sociedades señala como contribuyentes del impuesto a “las personas jurídicas, excluidas las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil”. Por lo tanto, a sensu contrario, serán contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades las sociedades civiles con personalidad jurídica que tengan objeto mercantil.

Estas entidades, cuyos socios venían tributando hasta ahora como contribuyentes del IRPF a través del régimen de atribución de rentas, tributarán a partir del 1 de enero de 2016 como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades.

¿Cuándo una sociedad civil tiene personalidad jurídica y objeto mercantil y por tanto tributa por el Impuesto sobre Sociedades?

La PERSONALIDAD JURIDICA de las sociedades civiles queda marcada por el artículo 1.669 del Código Civil, que establece que “no tendrán personalidad jurídica las sociedades cuyos pactos se mantengan secretos entre los socios”, y no existen pactos secretos cuando la sociedad civil decide actuar públicamente en el tráfico jurídico, es decir, la sociedad civil adquiere personalidad jurídica cuando se constituye en escritura pública o si lo hace mediante documento privado siempre que dicho documento se haya aportado a la Agencia Tributaria a los efectos de la asignación de un NIF.

Normalmente la forma más habitual de constituir una sociedad civil es en un documento privado, que se presenta ante la delegación territorial de tributos para liquidar la constitución de la sociedad civil como ITP y AJD, concepto Operaciones Societarias, y después con el documento liquidado se presenta ante la Agencia Tributaria, con el Modelo 036, con la Declaración de Alta Censal, dando a la entidad de alta en la actividad y solicitando un NIF, momento en el que se le asigna un NIF que empieza por J y adquiere personalidad jurídica.

Según el actual Código de Comercio, no tienen OBJETO MERCANTIL las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y mineras, así como las actividades profesionales.

Por lo tanto, todas las sociedades civiles que realizan actividades agrícolas, ganaderas, forestales y mineras, así como las sociedades civiles que realizan actividades profesionales (de las enmarcadas en la sección segunda de las tarifas del IAE), se mantienen como sociedades civiles y las personas físicas que las conforman seguirán tributando en el régimen de atribución de rentas del IRPF

Del mismo modo, todas las Comunidades de Bienes actuales, aquellas cuya letra inicial es la E, también se mantienen dentro de las entidades cuyas personas físicas continúan tributando en el régimen de atribución de rentas del IRPF, aunque en realidad sean sociedades civiles con objeto mercantil y con forma jurídica de comunidad de bienes.

Por tanto, las sociedades civiles que tienen personalidad jurídica y objeto mercantil (todas salvo las mencionadas en los párrafos anteriores) deben pasar a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir del 1 de enero de 2016

La agencia tributaria no permitirá

Pero, ojo, aquellas Sociedades civiles con objeto mercantil que, a la vista de esta modificación legislativa, intenten modificar su NIF para que se considere Comunidad de Bienes en lugar de Sociedad Civil y así continuar como hasta ahora en el régimen de atribución de rentas, la Administración Tributaria comprobará la veracidad de los datos comunicados por los interesados en sus solicitudes para tratar de asegurar que ninguna sociedad civil pueda obtener un NIF de Comunidad de Bienes. Es decir, no se puede modificar el NIF para mantener el régimen de atribución de rentas y evitar el Impuesto sobre Sociedades.

CONSULTAS VINCULANTES. Para más información, aquí tenemos consultas vinculantes de la DGT en relación con las sociedades civiles y comunidades de bienes y su tributación por IS o IRPF a partir del 1 de enero de 2016 y nuevas consultas del programa INFORMA de la AEAT sobre las sociedades civiles para 2016.

IMG_1877

Una vez nos queda claro cuales son aquellas sociedades civiles que deben pasar a convertirse en contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir del 1/1/2016, estas entidades tienen 3 opciones:

  1. Disolución y liquidación de la sociedad civil
  2. Transformación de la sociedad civil en una sociedad de capital (Normalmente S.L.)
  3. Mantener la forma jurídica de sociedad civil, aunque tributando como contribuyente del I. Sociedades

A) DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL

Si optan por la disolución y liquidación, deben adoptar validamente el acuerdo de disolución con liquidación en los seis primeros meses de 2016, y, dentro de los seis meses siguientes al acuerdo de disolución tienen que realizar todos los actos o negocios necesarios para la extinción de la sociedad civil

Hasta la finalización del proceso de extinción de la sociedad civil, esta tributará por el IRPF en el régimen de atribución de rentas, sin que llegue a adquirir la condición de contribuyente del IS

Si el proceso de extinción no se cumple en los plazos indicados, la sociedad civil pasará a tener la condición de contribuyente por el Impuesto sobre Sociedades a partir del 1/1/2016

Régimen fiscal especial de disolución y liquidación de la sociedades civiles

  1. 1)      Exención del ITP y AJD, concepto operaciones societarias, hecho imponible disolución de sociedades
  2. 2)      No se devengará la plusvalía (el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana con ocasión de la adjudicación a los socios de inmuebles de naturaleza urbana de los que sea titular la entidad). En la posterior transmisión de los mencionados inmuebles se entenderá que estos fueron adquiridos en la fecha en que lo fueron por la sociedad que se extinga.
  3. 3)      A efectos del IRPF, del IS y del IRNR de los socios de la sociedad civil que se disuelve, se establece una regla para determinar el valor fiscal de los activos adquiridos, distintos de los créditos y de la tesorería, que, en ciertos casos, puede determinar, además, la obtención de una renta.

La citada regla es la siguiente: El valor de adquisición y, en su caso, de titularidad de las acciones o participaciones en el  capital de la sociedad que se disuelve, determinado de acuerdo con lo establecido en la Disposición transitoria trigésima segunda LIS, se aumentará en el importe de las deudas adjudicadas y se disminuirá en el de los créditos y dinero o signo que lo represente adjudicado.

Valor de adquisición de acciones o participaciones

+ valor de titularidad de acciones o participaciones

(En su caso y calculado de acuerdo a la DT 32ª LIS) (I)

+ Deudas adjudicadas

–         Créditos y dinero

                                      (I)  La disposición transitoria trigésimo segunda LIS distingue dos supuestos diferentes:
                               * Sociedades civiles obligadas a llevar contabilidad ajustada al código de comercio en 2014 y 2015 conforme al artículo 68 RIRP
                                El valor de titularidad será el importe de los beneficios sociales que, sin efectiva distribución, hubiesen sido obtenidos por la sociedad durante los periodos impositivos en los que resultó de aplicación el régimen de atribución de rentas en el periodo de tiempo comprendido entre su adquisición y enajenación.
                              El valor de adquisición será el efectivamente satisfecho por la adquisición de la participación en la sociedad civil
                               * Sociedades civiles NO obligadas a llevar contabilidad ajustada al código de comercio en 2014 y 2015 conforme al artículo 68 RIRP
                              No se computa valor de titularidad al desconocerse el importe de beneficios sociales obtenidos que no han sido objeto de distribución
                              El valor de adquisición será la proporción que le corresponda a cada socio en los fondos propios de la sociedad civil teniendo en cuenta que los fondos propios se consideran formados, en su totalidad, por aportaciones de los socios con el límite de la diferencia entre el valor del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias, reflejados en los correspondientes libros registro, y el pasivo exigible, salvo que se pruebe la existencia de otros elementos patrimoniales.

El resultado de tal operativa puede arrojar un saldo positivo, negativo o ser igual a cero, con las siguientes consecuencias

  • 1) Si el resultado fuese negativo, dicho resultado se considerará renta para las personas jurídicas y ganancia patrimonial a integrar en la base imponible para las personas físicas. El valor fiscal de adquisición de los activos adjudicados, distintos de los créditos y de la tesorería, será cero y se considerarán adquiridos por los socios, personas físicas o jurídicas, en la fecha de su adquisición por la sociedad que se extingue.
  • 2) Si el resultado fuese cero, se considerará que no existe renta alguna. El valor fiscal de adquisición de los activos adjudicados, distintos de los créditos y de la tesorería, será cero y se considerarán adquiridos por los socios, personas físicas o jurídicas, en la fecha de su adquisición por la sociedad que se extingue.
  • 3) Si el resultado fuese positivo, se considerará que no existe renta alguna. El valor fiscal de adquisición de las activos adjudicados, distintos de los créditos y de la tesorería, será el que resulte de distribuir dicho resultado positivo entre los distintos activos adquiridos, en función del valor de mercado que resulte del balance final de liquidación de la sociedad que se extingue, y se considerarán adquiridos por los socios, personas físicas o jurídicas, en la fecha de su adquisición por la citada sociedad disuelta y liquidada

Como desarrollo de la disolución y liquidación de una sociedad civil, sirva este EJEMPLO

B) LA TRANSFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL EN UNA SOCIEDAD DE CAPITAL, NORMALMENTE UNA SOCIEDAD LIMITADA

El procedimiento de transformación de una sociedad civil en una sociedad mercantil se regula en los artículos del 8 al 21 de la Ley 3/2009, de modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles, cuyos pasos básicos son el acuerdo de transformación entre los socios, la publicación del acuerdo de transformación en el BORME y en un diario de gran circulación en la provincia (que puede ser sustituido por una comunicación por escrito certificado con acuse de recibo a los socios y a los acreedores), y la constitución de la escritura pública de transformación e inscripción en el Registro Mercantil, que otorga la eficacia a la transformación.Los efectos fiscales de la transformación en sociedad de capital es que a partir del 1/1/2016 la sociedad civil se transforma en S.L. (norlamente) y se convierte en contribuyente del Impuesto sobre Sociedades, y dado que no se modifica la personalidad jurídica de la sociedad, si no se produce una alteración en la participación de los socios, la operación de transformación no determina ganancia o pérdida patrimonial para los socios personas físicas.

IMG_1933

Los efectos fiscales de la transformación a partir del 1 de enero de 2016 de una sociedad civil contribuyente del Impuesto sobre Sociedades en una Sociedad de Responsabilidad limitada (SL) fueron tratados en profundidad en la consulta V2751-14, donde se analizan los efectos fiscales de la transformación, en este caso concreto, de una sociedad agraria de transformación (SAT) en una S.L., pero que se pueden aplicar plenamente a las sociedades civiles que tienen que transformarse a partir del 1 de enero de 2016.

C) MANTENER LA FORMA JURÍDICA DE SOCIEDAD CIVIL y CONVERTIRSE EN CONTRIBUYENTE DEL I.S. A PARTIR DEL 1/1/2016

Se puede mantener la forma jurídica de sociedad civil y convertirse en contribuyente del impuesto sobre Sociedades a partir del 1/1/2016 aplicando el régimen transitorio contenido en la Disposición transitoria trigésima segunda de la LIS, donde se distinguen 2 supuestos diferenciados

A) Las sociedades civiles que hubiesen tenido la obligación de llevar contabilidad ajustada al código de comercio en 2014 y 2015. Sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil, y sociedades civiles que hubiesen tenido la obligación de llevar contabilidad ajustada al código de comercio en 2014 y 2015 conforme al art. 68 del RIRPF.

B) Las sociedades civiles que NO hubiesen tenido la obligación de llevar contabilidad ajustada al código de comercio en 2014 y 2015

Los regímenes tributarios son muy similares a las alternativas anteriores, con diversas peculiaridades, y distintas posibilidades que harían interminable este artículo, ya de por si extenso, en que hemos querido desarrollar un asunto de la máxima actualidad.

NOVEDAD AEAT 27/01/2016 (Cuestiones censales en relación con las sociedades civiles a partir de 2016)

13 comentarios en “¿Qué pasa con las sociedades civiles a partir del 01/01/2016?”

  1. Hola, Luis, y gracias por haber realizado un comentario al artículo.

    Con respecto a tu duda, que está bien fundada, creemos que el criterio de Hacienda es que antes del 30 de junio de 2016 la sociedad civil tome una decisión. Si la sociedad civil es sencilla y ha sido constituida en un documento privado, lo normal es que en el escrito del acuerdo de disolución y liquidación se acuerde el reparto de los bienes y se cese totalmente la actividad, pero también hay sociedades civiles constituidas en escrituras otorgadas ante notario y que pueden tener un considerable patrimonio inmobiliario, con actividades en funcionamiento (lease arrendamientos, por ejemplo), cuya disolución sea más compleja, y Hacienda permita que durante 2016 siga con el régimen de atribución de rentas hasta el cese de actividad, reparto de bienes y disolución total de la sociedad civil.

    Cerraba el post con un enlace a una nota informativa de la aeat, “cuestiones censales de las sociedades civiles a partir del 1 de enero de 2016”, donde se explica el proceso que hemos comentado, y pego el apartado específico que versa sobre tu comentario.
    Un saludo
    Juan Carlos

    2) Sociedad civil que decida su disolución y liquidación de acuerdo con lo
    establecido en la DT 19ª LIRPF.
    Según la DT 19ª de la LIRPF, las sociedades civiles con objeto mercantil podrán
    acordar su disolución y liquidación, con aplicación del régimen fiscal previsto en esa
    disposición, cuando concurran las siguientes circunstancias:
    “a) Que con anterioridad a 1 de enero de 2016 les hubiera resultado de aplicación
    el régimen de atribución de rentas previsto en la Sección 2.ª del Título X de la Ley
    del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
    b) Que a partir de 1 de enero de 2016 cumplan los requisitos para adquirir la
    condición de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades.
    c) Que en los seis primeros meses del ejercicio 2016 se adopte válidamente el
    acuerdo de disolución con liquidación y se realicen con posterioridad al acuerdo,
    dentro del plazo de los seis meses siguientes a su adopción, todos los actos o
    negocios jurídicos necesarios, para la extinción de la sociedad civil.
    Reglamentariamente se establecerán los requisitos formales exigidos para la
    aplicación de lo dispuesto en la presente disposición”.
    Tienen el plazo de los seis primeros meses de 2016 para presentar un Modelo 036,
    con la documentación necesaria, marcando:
    – La casilla 125 de “Modificación de otros datos identificativos” del apartado “B)
    Modificación” (página 1).

    8
    En la casilla 69 (página 2B) de “Forma jurídica” debe hacer constar “Sociedad civil
    con objeto mercantil”
    – La casilla 140 de “Dejar de ejercer todas las actividades empresariales y/o
    profesionales (Personas jurídicas y entidades, sin liquidación. Entidades
    Inactivas)” del apartado “B) Modificación” (página 1) para señalar el cese de
    actividad por estar en proceso de liquidación.
    Cuando finalmente se extingan presentarán un modelo 036 marcando la casilla 150,
    en la página 1, de baja en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores por
    extinción y los socios su baja individual o baja de obligaciones en Modelo 036 en el
    Censo de empresarios, profesionales y retenedores.
    Hay que tener en cuenta que según la Disposición transitoria 19ª LIRPF:
    “Hasta la finalización del proceso de extinción de la sociedad civil, siempre que la
    misma se realice dentro del plazo indicado en la letra c) del apartado 1 de esta
    disposición transitoria, continuará aplicándose el régimen de atribución de rentas
    previsto en la Sección 2.ª del Título X de esta Ley, sin que la sociedad civil llegue a
    adquirir la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades.
    En caso contrario, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del
    Impuesto sobre Sociedades desde 1 de enero de 2016 y no resultará de aplicación
    el citado régimen de atribución de rentas.”

  2. Hola. Qué plazo habría para presentar las modificaciones en el modelo 036 en el caso que se quisiera mantener la sociedad civil y tributar por sociedades. Y una última pregunta en el caso anterior Qué modelos habría que presentar? 202? Gracias por su atención y su repuesta

    • Hola, Alvaro
      Hay un plazo de 6 meses, hasta el 30 de junio, para tomar la decisión de disolver la sociedad civil o pasar a tributar por el impuesto sobre sociedades. En este periodo, es decir, 1º trimestre y 2º trimestre de 2016, se podría seguir tributando igual que tributaba la sociedad civil hasta ahora, es decir, con las declaraciones individuales de IRPF y con la declaración de IVA de la sociedad civil.
      Si se decide la transformación en sociedad LIMITADA, habría que realizar una escritura de transformación, realizar las modificaciones censales con el Modelo 036, y tributar a partir del 3º Trimestre de 2016 como sociedad Limitada (SL), con los modelos 303 (IVA), los modelos de retenciones y pagos a cuenta si proceden (Mod 111 o 115), y el modelo 202, de pago a cuenta del impuesto sobre sociedades, que se presenta en abril, octubre y diciembre, según la opción elegida para ello, pues hay dos opciones: en función de la marcha del ejercicio o función del resultado del último impuesto sobre sociedades presentado.
      Un saludo

      • Buenas tardes,

        Por favor, puedes indicarme qué normativa regula que todo lo presentado durante el 1T y 2T en una SCP, se debe dejar como está? (MOD. 130 y MOD. 303). He realizado varias consultas en la AEAT y algunos funcionarios me comentan que debería anular los MOD. 130 presentados (el IVA queda igual), en otros casos me dicen que los clientes de la propia SCP deberían iniciar procedimiento de “solicitud de devolución de ingresos indebidos” (mi cliente SCP emite facturas con IRPF), de un IRPF que han pagado pero que del cual no debería haberse aplicado IRPF, pues la SCP ya tributaba por IS (aunque aún no haya comunicado esta situación a la propia AEAT). En este caso, la SCP de mi caso concreto, ha emitido facturas con IRPF hasta que ha tomado la decisión de tributar por IS (se presentó el 036 el pasado 27/05/16) y ahora ya emite facturas sin IRPF (desde 27/5/16), según la AEAT desde el pasado 1/1/16 debe tributar por IS, por tanto, cómo considero este IRPF aplicado? Un pago a cuenta del IS?

        Otro caso que también tengo es una SCP que se transforma en SL. Si la escritura de transformación tiene fecha 15/06/16, no debería ser ésta la fecha de comienzo de tributación por IS y no el 3T’2016? Igualmente, no crees que la AEAT puede reclamar la parte de la tributación por Rég. Atrib. de Renta hasta la fecha (14/06/16) y que también se deba incluir en el IS de 2016?

        Me interesa saber qué normativa regula exactamente estos casos, pues utilizando el sentido común, tu planteamiento es el más lógico (y cómodo para todas las partes), pero ya sabemos que la Administración no mira precisamente en ponerte las cosas fáciles…

        Gracias,

        • Hola, Fernando
          No existe normativa que regule que todo lo presentado durante el 1T y 2T de la SC se quede como está porque NO ES ASI. Parecía, daban a entender cuando se hablaba en teoría, pero la práctica es que NO. Como tantas otras veces el criterio de Hacienda varía durante el proceso de puesta en marcha de una novedad, y lo que nos queda.
          A día de HOY, cuando muchos estamos HACIENDO LOS DEBERES en este asunto con nuestros clientes, resulta que no todo es como nos contaban, y que hay cosas que todavía no tienen claro ni los funcionarios de Hacienda. De hecho, esta mañana, un funcionario en la ventanilla de INFORMACION al contribuyente no tenía claro si las declaraciones presentadas del 1T del modelo 130 había que anularlas, solicitar la devolución, o dejarlas, porque de todas maneras era un pago a cuenta que se podría recuperar cuando se hiciera la declaración de la renta. Sobre la declaración de IVA mod 303 tampoco me ha quedado claro porque el funcionario no lo tenía claro, y eso que estaba allí para informar de esto al contribuyente.
          CERTEZAS. Si se decide transformar la SC en SL hay que INICIAR la CONTABILIDAD con fecha de 1 de enero de 2016, es decir, todo el ejercicio, aunque estemos en junio y se hayan presentado declaraciones individuales en el 1T. En el 2T las declaraciones deben presentarse YA a nombre de la SL. El punto de partida será el Balance de Transformación, es decir, habrá que formar un balante con la situación de la SC a fecha de 31/12/2015. Habrá que solicitar nombre de la nueva SL al Registro Mercantil Central, y el solicitante será la SC que se va a transformar. Y habrá que realizar la escritura de constitución de la SL con la consiguiente inscripción en el Registro Mercantil y las pertinentes modificaciones censales.
          Si se quiere revisar la normativa de todo el proceso son los art. 8 al 21 de la Ley 3/2009, de modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles.
          Siento si he inducido al error a alguien. Este post está escrito en diciembre y aunque se va actualizando pero es ahora, cuando se están realizando realmente los procesos, cuando vamos viendo los pasos reales a seguir.
          Seguiremos informando.
          Un saludo

  3. Gracias por el artículo y la información, mi duda es la siguiente, el acuerdo de disolución de la sociedad al que haces referencia, ha de ser adoptado por la totalidad de socios, o cabe que se acuerde por mayoría en Junta?En mi caso somos tres socios, aunque uno de ellos se apartó de la sociedad en marzo de 2015, aunque no se formalizó nada al respecto y entiendo que continua siendo socio de la misma. De hecho desde abril del mismo 2015 no existe actividad social y se formalizó la baja censal y el 036 en Hacienda, a pesar de lo cual creo que debemos tomar el acuerdo de disolución y liquidación y aportarlo a la oficina liquidadora hasta el 30 de junio, no es así?Para mayor complicación el socio que adelanté que se marchó de la sociedad ha interpuesto una demanda judicial solicitando precisamente que se disuelva la sociedad civil, con lo que su intención parece la misma que la nuestra, pero el tiempo apremia y me gustaría conocer si son válidas las informaciones de que dispongo o que me aclararas los pasos a seguir, fundamentalmente respecto a si para el acuerdo de disolución hay que contar con todos los socios o en mi caso bastaría con la aveniencia de dos de ellos.

    • Hola, Ana
      Para disolver la SC hay que firmar un documento (puede ser un documento privado) con la disolución y liquidación de la sociedad civil, y con el reparto de los bienes o derechos que queden entre los socios, muchas veces no hay nada, pero hay que hacerlo constar, presentarlo en la delegación tributaria de la comunidad, y después en Hacienda, con un 036 de disolución. Entiendo que valdría un acuerdo por mayoría, siempre que se respeten los derechos de todos los socios. Y si en este caso también está a favor, tampoco estaría de más que firmara el documento de disolución.
      Un saludo

  4. Una duda que se me plantea

    El acuerdo de disolución antes del 30/06/2016 ¿hay que presentarlo junto con el 036 presentado según las instrucciones de la AEAT?
    ¿Qué fecha de cese hay que poner en ese 036 de disolución? ¿Tiene que ser una fecha como máximo del 30/06/2016 o puede ponerse una fecha posterior – adoptado lógicamente el acuerdo antes del 30/06/2016- por ej. 30/12/2016

    No he visto ninguna norma o el dichoso desarrollo reglamentario que cita las instrucciones de la propia AEAT que aclara estas cuestiones clave

    • Hola, Santi
      El acuerdo de disolución debe realizar con una fecha anterior al plazo de 6 meses, es decir, antes del 30 de junio de 2016.
      La fecha de cese es la fecha de cese de la actividad, o la fecha en la que la sc acuerda su disolución.
      El acuerdo de disolución, tras haberse liquidado en la delegación tributaria de la Comunidad Autónoma, debe presentarse junto con el modelo 036 en Hacienda.
      Un saludo.
      Sigue habiendo cosas que ni los profesionales ni la aeat tienen absolutamente claras en este asunto a día de hoy. Yo tampoco.

  5. Hola Juan Carlos:

    Ya sin tiempo intento pensar en los perjuicios o ventajas de continuar con la sociedad civil, (formada por 8 socios), la cual tiene una serie de contratos con terceros que la vinculan y cuya distribución de renta entre los socios era muy ventajosa.
    La duda que existe tenemos ahora mismo es ¿Pueden asignarse sueldos a los socios que se consideren socios trabajadores y estén dados de alta en seguridad social?

Deja un comentario