Voy a traspasar mi plan de pensiones

Voy a traspasar mi plan de pensiones.

Acabo de revisarlo. Lo he comparado con otros planes de pensiones de la misma categoría, he visto la rentabilidad que me está ofreciendo y me he cabreado conmigo mismo por no haberle dedicado hasta ahora un poco más de tiempo para hacer números.

Yo, que reviso la cuenta del bar para que no me cobren una banderilla de más, he estado unos cuantos años sin preocuparme en absoluto del plan de pensiones que me vendió aquel conocido del banco que trasladaron hace unos años a otra oficina y le perdí la pista. Como a mi plan de pensiones, estancado en tierra de nadie desde hace años.

Sin embargo, sigo haciendo aportaciones todos los meses. Y mi plan de pensiones debe garantizarme una cómoda jubilación. Por fortuna, aún me quedan unos cuantos años para llegar a esa etapa. Estoy a tiempo de recobrar el control de mi futuro. Está decidido: Voy a traspasar mi plan de pensiones.

Además, en los últimos días las noticias no paran de decir que el futuro de las pensiones está en entredicho. Si el gobierno aprueba una subida mínima del 0,25 % anual cuando antes subía al ritmo de la inflación un 2 o un 3 %, cuando se oye que en el futuro se podrá seguir trabajando a la vez que cobras la pensión, cuando escuchas que la hucha de la pensiones se está agotando, es evidente que en un horizonte temporal de 15 a 20 años cobraremos pensiones más bajas en relación con nuestro sueldo en el futuro. Las pensiones seguirán existiendo, pero serán diferentes. Y, por supuesto, más bajas.

Por lo tanto es bastante conveniente ahorrar para la jubilación. Lo repito. Es bastante conveniente ahorrar para la jubilación.

Los bancos son una máquina de marketing y de vender de sus productos, y ahora nos bombardean con aquello de “Construya su plan de pensiones para diseñar su futuro”, y tratan de que nos hagamos un plan de pensiones con el caramelo de la desgravación fiscal. Y realmente es un producto muy interesante, sobre todo para ellos, los bancos, porque todas esas aportaciones constituyen un valioso patrimonio del que sus clientes no pueden disponer, salvo excepciones, en unos cuantos años, justo hasta su jubilación, y anualmente te cobran unas comisiones que apenas conoces, independientemente de si ese plan pierde o gana dinero, es rentable y está bien gestionado o no le prestan ni puñetero caso, que es lo que suele pasar, porque la realidad indica que los planes de pensiones con mayor patrimonio, los de los grandes bancos, nunca están entre los mejores de su categoría, es decir, no son rentables.

Confirmando mi teoría leo en un artículo que los 10 planes de pensiones con más clientes en España tienen las comisiones de gestión anuales más altas que permite la legislación, y a su vez estos fondos top no destacan por su rentabilidad, más bien todo lo contrario. La mayoría arrojan un saldo negativo en 2016 y varios de ellos se mueven en números rojos a tres años.

¿Y cómo sé si mi plan de pensiones es rentable? Es muy sencillo, porque además todos estos datos son públicos, y de fácil acceso, y gratis, para todo el mundo.

Mira en esta tabla, que puedes encontrar en www.inverco.es, las rentabilidades medias de cada tipo de plan de pensiones y así puedes saber lo mínimo que debes pedir de rentabilidad por tu plan de pensiones.

traspasar mi plan de pensiones

En la elaboración de esta estadística se incluye una muestra de 1.199 Planes de Pensiones del Sistema Individual.

A continuación busca en tu banco, o en internet, la ficha actualizada de tu plan de pensiones, para comparar y saber si merece la pena dejar las cosas como están o traspasar tu plan de pensiones a otra entidad. Debes revisar el tipo de fondo (renta fija, renta variable, y variantes), las comisiones de gestión y de depósito, las rentabilidades medias a uno, tres, cinco o diez años, o la rentabilidad acumulada desde el inicio del plan….

Y después de revisar estos números, puedes mirar los de la competencia, incluso pinchando en este enlace, puedes, marcando según la categoría de tu plan de pensiones, ver la comparativa con todos los de su misma especie y su puesto en el ranking a uno, a tres, a cinco, a diez años… Observar los datos con detenimiento te hacen abrir los ojos, definitivamente.

Vale. Ya lo he decidido. Voy a traspasar mi plan de pensiones. Pero, ¿Puedo traspasar mi plan de pensiones? Si. Puedes hacerlo. Los traspasos de un Plan de pensiones a otro son gratuitos, no tienen coste alguno. La entidad de la que salen no nos puede cobrar comisión alguna, y no se produce ninguna trascendencia fiscal.

Puedes cambiar de plan de pensiones siempre que quieras y a coste cero, porque también con el paso del tiempo tu inversión debe adaptarse a tus circunstancias. No traspasar tu plan de pensiones puede ser un error imperdonable. Por ejemplo, si todavía faltan muchos años para llegar a la jubilación deberías tener un plan de pensiones más arriesgado, y con mayor posibilidad de crecimiento, mientras que si estás a un paso de la jubilación no te merece la pena arriesgar por una mayor rentabilidad y preferirás que tu patrimonio no pueda sufrir sobresaltos ni sorpresas desagradables y entonces deberías estar en un plan de pensiones conservador, que preserva con tranquilidad el patrimonio acumulado.

No traspases tu plan de pensiones por los incentivos que te ofrezcan, pero no renuncies a ellos. Quiero decir que ahora muchas entidades ofrecen incentivos del tipo te ofrezco un 3 % por el traspaso de tu plan de pensiones, pero eso no es sin contrapartida. Seguramente te exigirán meses de permanencia, o alguna otra cosa, y lo que debes analizar, además de que las contrapartidas que te piden no sean insalvables, es el plan de pensiones como producto, si ofrece una rentabilidad en el tiempo y parece bien gestionado. Y, si te satisface, traspasa tu plan de pensiones y solicita el incentivo. A todos nos gustan los caramelos gratis.

Y a la vez que revisas tu plan de pensiones debes empezar a planificar como rescatar tu plan de pensiones y no perder los ahorros de tu vida en el intento, como vimos hace un tiempo.

traspasar mi plan de pensiones

Vamos a recordarlo las veces que haga falta. Debes planificar como recuperar tu plan de pensiones, para evitar sorpresas desagradables.

Para empezar, una buena decisión es No recuperar tu plan de pensiones de golpe, y sobre todo no recuperarlo el mismo ejercicio en el que te jubilas. Es mejor esperar al año siguiente, porque te recuerdo que las cantidades recuperadas de tu plan de pensiones tributan en tu declaración de renta como rentas del trabajo, y se suman al resto de cantidades obtenidas durante el ejercicio para el cálculo de su porcentaje de tributación.

Entonces, ¿A quién le conviene hacer aportaciones a un plan de pensiones?

Los planes de pensiones son sistemas de ahorro y previsión para la jubilación, con el atractivo principal de que las aportaciones realizadas a planes de pensiones suponen una deducción fiscal en la declaración de renta. Es un producto interesante para aquellas personas a las que les salga a pagar mucho en su declaración de renta y necesiten reducir su  factura fiscal en ejercicios de grandes ingresos. Solo para este tipo de personas puede ser interesante hacerse un plan de pensiones, que no es el producto más recomendable como medida de ahorro e inversión,  habiendo otras alternativas, como los fondos de inversión, los Sialp (sistemas de ahorro a largo plazo), de los que hablaremos próximamente.

 

 

 

Deja un comentario